Allá Vamos, 2016

Como más vale tarde que nunca: ¡¡¡Feliz y próspero año 2016!!!

Hace más de un año que no toco el blog y una de mis proposiciones de año nuevo que no voy a cumplir como es costumbre, es tener actualizado mi blog y darle un poco más de promoción: tener al menos una periodicidad de dos posts semanales (al menos uno).

Y como cada año nuevo. Todos tenemos unos propósitos de año nuevo. No se de donde sacamos esta vieja costumbre que debería ser algo maravilloso puesto que, supongo yo, se debió de pensar que estas proposiciones son como objetivos que se marcan para completarlos a fin de año. La lastima que muchos de ellos y de nosotros (también yo) los olvidamos, los sacamos de nuestras vidas antes del primer trimestre del año (mas estamos ya en el ecuador del primero); así que espero cumplirlos puesto que el año está caliente. Sin embargo, de 2016 quiero sacar lo mejor de mí y del medio que me rodea: observar, pensar y guardar esos momentos en los que uno se siente bien con los que nos rodean y consigo mismo.

En el 2015, han pasado muchas cosas: buenas y malas. Gente que viene y que va, enfermedad y salud, riqueza y pobreza… Afectándome incluso a mí. Por ello quiero cambiar varios puntos en mi estilo de vida que espero que mejoren mi cuerpo y alma (mens sana in corpore sano): dejar ciertos excesos que, además de ser lujos y prescindibles, son dañinos. De momento, los siguientes puntos son mis propósitos para este 2016:

  1. Dejar de Fumar.
  2. Ponerme en forma y mantenerla.
  3. No pecar de gula.
  4. Prescindir del alcohol.
  5. Conseguir 60 puntos.
  6. Encontrar trabajo.
  7. Perfeccionar mi técnica con el bombardino y la armónica.
  8. Y más importante, no perder aquellas personas geniales que he conocido en estas últimas etapas.
  9. Tener una vida más organizada.

Os voy a hacer un breve resumen de el por qué de estos puntos:

Dejar de fumar: por dos simples razones, es malo y no es rentable. Llevo ya más de 10 años fumando y no quiero que pase de la quincena, y aunque sea joven se hace notar, además del gasto semanal que supone dicho hábito insalubre. Como lo conseguiré, haré una breve bitácora la cual tiene su inicio aquí que me ayudará a recordar el esfuerzo, ayudar a los posibles lectores que se tropiecen por aquí, y recordar la odisea que supuso para cuando esté en momentos de flaqueza y el horror que uno tiene que soportar hasta donde ha llegado sin fumar.

Ponerme en forma y mantenerla: Sí, la vida no es como antes. Ya no puedes tragarte decenas de kebap en una semana y tener tipín, cuando yo ya lo perdí hace casi diez años, sin olvidar de gastarte 20 € en un local de esos con M por bandera que tiene esa comida tan adictiva. Este punto tiene que solventarse con disciplina y constancia: así conseguiremos lo que deseamos.

No pecar de gula: la comida me pierde. Veo patatas fritas, parrilladas, pastas, embutidos, refrescos,… Da igual que sean mantequillas como frutas y verduras. Si es comestible y tiene nutrientes va a la boca. Y como he dicho en el punto anterior, ya no es lo mismo de antes. Con este punto hay que conseguir moderación y templanza.

Prescindir del alcohol: no es un punto muy importante, pero siempre me he hecho esta pregunta: ¿Es necesario el alcohol para mantener relaciones sociales y como sustancia lúdica? Como todos sabemos y podremos decir que no es necesario. Con ello no quiero decir que sea alcohólico, pero si es insano y es prescindible; no merece la pena gastarse un euro él.

Conseguir 60 puntos: ya os explicare más tarde cuál es el significado de cada punto y su valor. Y cuando esté cerca de 45 os lo explicaré con detalles. “La paciencia es la reina de la ciencia.”

Encontrar trabajo: importantísimo. No lo tengo y no pido un trabajo remuneradísimo. Pido subsistencia, constancia y tranquilidad para ello. De hecho sin este no puedo acceder al anterior punto.

Perfeccionar mi técnica con el bombardino y la armónica: Aunque lleve mas de 15 años con el bombardino y apenas pueda defenderme, me gustaría llegar al punto de sacar un sonido limpísimo y supercálido y sea dulce para los oídos. Y con la armónica, esa gran olvidada: tengo que sacarle punta y mejorar embocadura y su particular digitación.

No perder aquellas personas geniales que he conocido en estas últimas etapas: estos últimos años han sido geniales para mí, he conocido grandes personas unas que mantengo desde aquellos años y otras que he conocido y fomentado una relación en este último trienio. Y para este punto es cuidarlas, y no perder el contacto… Y sin mencionar el gran tesoro que en ocasiones tengo entre mis brazos.

Tener una vida más organizada: no por ser el último, es menos importante. De hecho, creo que debería de ser el más importante. Cuando una persona sabe organizarse su vida, es dueña de ella mismo. El caso más particular que conozco es C.V.F: ella tiene una vida cuadriculada pero con espontaneidad y veo que es feliz. ¿Por que yo no? Así que necesito orden en mi espacio, disciplina en mi sueño, constancia en mi trabajo, templanza en mis comidas y, por supuesto, asertividad. Este año más que nunca: agenda, NOes y disciplina.

En conclusión, espero de este 2016 sacar lo mejor de mí, ser gran compañero y cumplidor de estos sueños y proposiciones. Porque nuestra meta esta hecha de pequeños objetivos, y si no los cumplimos, no llegaremos a ella…

Solitario de Juárez

Anuncios

Acerca de Solitario de Juárez

Estudiante de Bioquímica en la UMU Agricultor Runner y Caminante
Esta entrada fue publicada en Lo personal y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s