Por enésima vez: Dejar de fumar (I)

001Ya sé que muchos de ustedes me conocen, seguramente sé que estáis pensando: “¿Vas a dejar de fumar o de comprar?”, “Pero ¿De verdad que te lo vas a dejar?”, “¿Tú te lo vas a dejar? Sí, no me lo creo” o… Muchas más que no recuerdo ahora. Dejar el tabaco no es fácil, así que no vengáis los no fumadores y fumadores sociales tirándome al cuello… Como entrada, el post se titula que lo voy a dejar por enésima vez (o al menos voy a intentarlo). De entrada, voy a decir la verdad: No quiero dejarlo, quiero experimentar una semana sin tabaco. Solamente quiero experimentar en mí 168 horas sin administrarme nicotina. Quiero recordar como era mi vida antes de ser fumador. Mis motivos son muchos: desde el agujero que representa a mi bolsillo hasta la ansiedad que siento en mí cuando no tengo nicotina en mí. Sin olvidar, por su puesto, lo dañino que es para mi salud; aunque aún no haya notado los estragos insalubres del tabaco.

Tengo pocas experiencias satisfactorias de dejar el tabaco. La última que recuerdo fue hace tres años y duré cerca de los tres meses, hasta el punto que yo no me creía haber dejado de fumar, y que por culpa de un incidente (que no voy a contar porque, a fin de cuentas, pude solucionarlo gracias a un amigo) lo caté de nuevo. Las siguientes han sido rotundos fracasos y no he llegado a conseguir 24 horas libres de nicotina. Y el tabaco ha representado un accesorio de mi vida tan habitual que ya si salgo de casa sin él, no lo llevo encima o sé que voy a estar sin él; de pensarlo, no sé que hacer, me pongo nervioso y las agujas del reloj van tan lentas que parece, a mi sensación, que el tiempo se ha parado.

Aunque haya leído mucha bibliografía acerca de cómo dejar de fumar, a mí nunca ha funcionado. Será por que yo no pongo el empeño que debería de ponerle, porque echar la culpa a los autores de estos textos no me ayudará a dejarlo… La culpa es mía: no tengo fuerza de voluntad. Así de simple, y para obtenerla debo de cumplir estas 168 horas sin fumar.

Este post lo he escrito como una introducción a los lectores, para poder tener una bitácora de esta meta, y en el caso de que falle vea mis errores. Y no digo que vaya a dejar de fumar para siempre, he dicho que voy a INTENTAR dejar de fumar durante 168 horas. No quiero que los lectores más cercanos a mí vengáis con la milonga de que publico un post en el cual he dejado de fumar, no lo he cumplido, tal y cual… Si no lo consigo, el fracaso será mío y no vuestro. En estos próximos siete días pido un poco de compresión y apoyo. Y por favor, no me ofrezcáis y no hacer caso de mis peticiones en estos siete días. E intentaré poneros al día por twitter y de vez en cuando soltaré pluma por aquí. Me despido, y después de publicarlo, me fumaré el último cigarro antes de empezar esta nueva carrera de 168 horas. Gracias.

Solitario de Juárez

 

Anuncios

Acerca de Solitario de Juárez

Estudiante de Bioquímica en la UMU Agricultor Runner y Caminante
Esta entrada fue publicada en Lo personal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por enésima vez: Dejar de fumar (I)

  1. Pingback: Solitario de Juárez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s